Mi madre es una fantástica cocinera, como ya lo era mi abuela. De la una o de la otra hemos aprendido un montón de recetas de lo más sabrosas y que por supuesto constituyen nuestra herencia culinaria. Hoy va por ellas y por todas las madres que nos hacen recordar en la madurez los deliciosos platos de nuestra infancia….

Huevos en salsa al estilo de mi MADRE: (para los 6 que éramos en casa)

Ingredientes: 10 huevos (porque mi a hermana Nati le chiflaban y repetía), 1 cebolla grande, 250 g de almendras (de los almendros de mi abuelo, fritas por mi madre, pero pueden ser compradas…), harina (para sellar los huevos y para espesar un poco la salsa), aceite de oliva, sal.

Preparación: No son complicados eso es lo mejor. Cuece los huevos. Escúrrelos y enfríalos. Pélalos y córtalos por la mitad en sentido vertical, vamos por la parte estrecha. Fríe en el aceite de oliva las almendras blanqueadas y  peladas. Una vez estén, sácalas y en el mismo aceite los medios huevos enharinados, solo por la parte de la yema, (se trata de sellarlos para que no es escape) hasta que se doren bien, Escurrir y reservar. A continuación se pone a pochar en el resto de aceite la cebolla hasta que esté transparente. Una vez bien pochada se introduce en el vaso de la batidora, las almendras y la cebolla fritas, con su aceite. Añade un poco de agua y tritura. Coloca las mitades de huevos en una cacerola baja, mejor si es de barro, y vierte encima de estos la salsa de almendras y cebolla. Si queda ligera puedes añadir un poco de harina para espesar. Deja que cueza unos minutos y rectifica de sal.  Y ¡ya están!…listos para comer. A nosotros lo que más nos flipaba era sacar las yemas de los huevos y chafarlas con el tenedor mezclando con la salsa de almendra. ¡Qué gustazo!

Mamá, mamá…¿nos prepararas huevos en salsa?….

PD: La foto no es de su delicioso plato pero es para dar una idea…

// JavaScript Document