Ha llegado el verano y nos apetecen cosas frescas para calmar los calores dela estación. La cocina griega nos ofrece toda una variedad de  salsas para variar nuestro menú sin dejar de lado la dieta mediterránea. Hoy os ofrecemos estas tres para disfrutar con los amigos en las noches de fiesta….

Baba Ghanoush o melazzanosalata

Ingredientes: 2 berenjenas grandes, 2 c/s de tahini, 2 dientes de ajo, 1 c/s de zumo de limón, 1 c/p de comino molido, 2 c/s de aceite de oliva, una pizca de pimienta negra, una pizca de pimentón picante y sal. Elaboración: Lava y seca las berenjenas y ásalas enteras en el horno durante 30-40 minutos (depende del tamaño) a unos 180º C. Una vez hechas, déjalas enfriar. Dispón en un bol las berenjenas, agrega dos dientes de ajo pelados, el tahini, el zumo de limón, el comino, el aceite de oliva, la pimienta, el pimentón y sal. Tritura con la batidora y prueba el puré de berenjenas para rectificar de sal o del condimento que quieras resaltar.

 Txatxiki

Ingredientes: 1 pepino grande, 200 gramos de yogur griego, 1-2 dientes de ajo, 1/2 cebolleta, pimienta negra recién molida, sal, aceite de oliva virgen extra, hierbabuena fresca, eneldo (opcional), unas gotas de zumo de limón. Elaboración: Dispón en un cuenco los yogures. Pela el pepino, retira las semillas y pícalo o rállalo, Pela y pica también la cebolla tierna bien pequeñita e incorpora ambos ingredientes al cuenco. Pela el ajo y rállalo para incorporarlo a la salsa, agrega también la menta picada, el eneldo, pimienta negra, aceite de oliva y sal. Mezcla bien y prueba para rectificar del aderezo que lo precise.

Taramasalata

Ingredientes: 50 gramos de huevas de maruca, 100 gramos de miga de pan del día anterior, 40 gramos (aprox.) de cebolla tierna, zumo de limón, agua y aceite de oliva virgen extra. Elaboración: La cantidad de zumo de limón, agua y aceite de oliva virgen extra no la concretamos para que adecuéis la receta a vuestro gusto, hay a quien le gusta que se note el toque del cítrico, también hay quien prefiere que abunde el aceite de oliva, que ayuda a hacer la emulsión, pero conviene elegir un aceite de sabor suave para que no sea el protagonista. El agua necesaria es para empapar el pan, y si se desea, aligerar un poco la taramasalata, puede ser necesario añadir un poco más cuando se está triturando, otra opción es añadir nata o un buen yogur griego, aunque la receta básica no la lleva.

Sirve estos mezze o salsas acompañados de pan de pita, fresco o tostado o crudités de verduras…. ¡Buen provecho!

// JavaScript Document